Cuando  nuestra mente tiene la sensación de que todo queda lejos, que se escapa delante de ti la vida y tienes miedo ante ese vació, hay es!.. donde las emociones se hacen cada vez más difíciles de controlar y nuestro comportamiento hacia la vida, se vuelve negativo, enfermizo y destructor.

En la mente solo hay lo que tu quieras que en ella se aloje, si descubres una emoción que jamas viviste y te gusto, seguro que tu subconsciente genera en ti un placer, el cual volverás a intentar con todas tus fuerzas revivir, y de hay podemos pasar al otro lado sin más…

Si la emoción se vuelve dolorosa, el subconsciente traiciona al consciente con un sentimiento que no nos gusta, nos hace daño, no lo reconocemos y no sabemos defendernos de el, haciendo de la emoción,” la obsesión ” y con ello el no vivir. Si aprendemos a tener el equilibrio sobre un placer, como no somos capaces de controlar el dolor?..

Nosotros tenemos el control de lo que queremos revivir o no, bueno o malo, podemos retirarlos con la misma facilidad que lo alojamos en nuestro pensamiento, solo debemos regresar a la niñez para darnos cuenta de su simpleza, ” el olvido ” nos lleva a la inocencia espiritual con la que nacimos.aura verde