Etiquetas

bruja

Cuando nuestro corazón esta en las oscuras sombras,la mejor actitud para rescatarlo, siempre sera, la Sinceridad, en ella encontraras un verdadero acto de generosidad, aceptando uno mismo, que algo no va bien y abrirnos para buscar el qué…  Las respuestas que necesitamos, están justo en esas sombras.

Para empezar a obtener respuestas, es bueno sincerarse meditando, hacerse unas preguntas como, ¿Soy feliz? ¿Estoy en paz?, no importa como justifiques o definas, todo lo que encuentres, lo que no sea felicidad o paz es sufrimiento, si decides hacerlo, solo recuerda que es un ejercicio de observación, no hace falta que lo cualifiques, solo que lo identifiques.

Nuestra educación nos condiciona para creer que el sufrimiento es nuestro, innato al ser humano, y con ello nos resignamos pensando que no se puede hacer nada, solo aceptarlo, unas creencias mal llevadas, entre la desesperanza y la resignación, dándole forma y transmitiendo parte de ello con nuestra personalidad, para interpretar la vida.

Si el corazón interpreta nuestras vivencias con dolor, seguro que sera el sufrimiento lo que habite en nosotros, debemos aceptar nuestra responsabilidad de que la culpa, no esta en las circunstancias, ni en el otro, ni en Dios, sino en nosotros, porque el castigo se transforma en culpa y siendo responsable de tu propia sinceridad, reconocer que lo que sentimos sea placer o dolor, es solo una creencia emocional, que solo nosotros podemos cambiar.

manos

Siempre estamos esperando que el otro repare el daño que creemos nos ha causado y esto, con el tiempo, se va convirtiendo en un parásito que se aferra firmemente a nuestro corazón, secuestrando nuestro raciocinio, decidiendo y actuando por nosotros. Esa culpa, que adjudicamos al otro, nos impide ejercer el sanador y necesario gesto de perdón.

Si tenemos el compromiso, seremos conscientes de solucionar los problemas con decisión, para así manifestar la voluntad de poder llegar a ser dueño de tu libre albedrío, como me quiero sentir, como quiero decidir. Para llegar a la libertad emocional no debemos olvidar la materia prima de nuestra consciencia, que es, la comprensión, dándonos el impulso hacia nuestra evolución como seres humanos

Anuncios